Observar un evento con esta técnica fotográfica es tan real que se convierte también en una experiencia. El mejor registro visual para mantenerse o durar en la fama, para revivir la memoria de los participantes, así como contagiar la emoción e impresión producida por algún acontecimiento a aquellos que no tuvieron la oportunidad de estar ahí.

Se usa principalmente en eventos multitudinarios o importantes como inauguraciones, aniversarios, bodas, fiestas, celebraciones, etc.

 

 
 
 

Revive la memoria de los presentes,
contagia la emoción a los ausentes.

 

 

TECNOLOGÍAS: